Estamos en constante cambio y con excesiva sobreinformación. Nos llega tanta información que nuestro cerebro no es capaz de diferenciar cuál es la más importante. ¿Cómo puede entonces destacarse una agencia de entre todas? ¿Cómo consigo que mi publicación se destaque?

Obviamente lo más importante es crear un contenido de calidad. Pero, además, es necesario tener en cuenta otros muchos factores. En las redes sociales debemos tener en cuenta las estadísticas.

En el caso de Facebook, dentro de la fanpage, podemos encontrar información muy relevante y estadísticas que tenemos que tener en cuenta. Por ejemplo, podemos saber desde dónde se conectan nuestros lectores, qué edad tienen, si son principalmente hombres o mujeres, etc. Podemos saber, incluso, las horas del día en las que tenemos más audiencia y, por tanto, programar las publicaciones para esa hora y que tengan un mayor alcance.

Twitter, Instagram, Pinterest, FourSquare, Blogger, etc. Prácticamente todas las redes sociales pueden arrojarnos métricas que nos serían muy útiles para mejorar la eficacia de nuestras publicaciones.

La propia gestión de las redes sociales no sirve sino para redirigir el tráfico a nuestra página web, donde realmente ofrecemos todos nuestros servicios, y para darnos a conocer de una manera gratuita a un mayor número de personas. En este sentido, podremos adecuar mejor nuestros contenidos y publicaciones para que tengan un mayor alcance, se aproxime más al target que buscamos y nuestros servicios se vendan.

Además, en las estadísticas podemos ver qué publicaciones han tenido un mayor alcance (a cuánta gente han llegado), cómo y cuánto han reaccionado las personas que la han visto (10 likes, 3 corazones, 2 me asombra). De esta forma, sabemos qué publicaciones funcionan mejor y podemos idear una estrategia de contenidos mucho más adecuada.