La Música es vida. Y no podíamos no hablar de los Grammys, que son una celebración tal cual a la Música y por ende, a la Vida misma. Pero si algo hay que resaltarle a esta edición No. 59 es que una vez más, Trump gano terreno en el mundo entero, tanto a favor como en contra y sin pagar ( una vez más! ) un solo dólar al respecto. Aunque en esta ocasión podemos decir viendo los exorbitantes precios que se manejan en este tipo de eventos, no lo podemos culpar. Cerca de un millón de dólares por 30 segundos de espacios publicitarios es lo que costaba esta ocasión.

Es por eso que la cantante Joyce Villa mostró ingenio y creatividad al mostrar su apoyo a POTUS luciendo un modelo con la leyenda “Make America Great Again”. Sin duda una medida bastante atinada, ya que al momento en que la primera fotografía salió en redes sociales, se volvió viral. Demostrando por centésima vez el gran poder de la “social media” pero sobre todo del gran escaparate que representan este tipo de eventos para promoción de cualquier tipo.

¡Pero hey! No todas son noticias de este tipo, ya que del lado de “La Resistencia” (así le llamaremos a todos los que están en contra de sus ideales, cual más estilo de Hunger Games jojojojo) hubo creatividad también. Agregándole a los ya conocidos apodos que tiene, ahora se le agrega uno más. President Agent Orange y los culpables de este nuevo nickname, son los legendarios A Tribe Called Quest, Busta Rhymes y Anderson quienes aparte del ya mencionado apodo y speech de unidad, reafirmación su desacuerdo a toda esta política de Trump derribando un muro que se había formado sobre el escenario.

En fin, estamos seguros que este movimiento de Marketing Político seguirá a lo largo del año y ya tenemos en la mira a los Oscars para ver un capítulo más de esta “Guerra TUCOT: Todos Unidos Contra Trump”.

Dejando de lado lo anterior, hay que elogiar los grandes perfomances que nos regaló esta 59° edición de los Grammys. La reina Beyoncé demostrándonos que el embarazo no está peleado con la belleza y lo profesional, Bruno Mars poniendo a bailar a todo el Staples Center pero sobre todo a JLO (¿guiño para una futura colaboración entre estos dos?) Adele rindiéndole tributo a uno de sus grandes ídolos, no nos importa que te hayas equivocado we love you Adele!, Katy Perry de rubia o la extraña pero gran fusión entre Lady Gaga y Metallica…. Tantos grandes momentos que nos regaló esta edición de los Grammys que no sabemos con cual quedarnos. ¿Cuál fue tu parte favorita?

Por lo pronto en Neo ya estamos ansiosos por ver la entrega de los Oscars para poder compartir con ustedes las impresiones que nos dejaron, sin dejar de estar #ComunicandoIdeas.