¡El Superbowl lo hizo de nuevo! ¿O fue el marketing? ¿O fueron los dos? Quizás sea más acertado decir que en esta edición el espectáculo deportivo ganó por encima del espectáculo del medio tiempo (con todo y que Lady Gaga hizo el Pasito Perrón) y por encima del espectáculo del Marketing con los spots premiere de televisión que las marcas aprovechan para producir en este evento. Pero vamos por partes.

Superbowl Marketing

Para empezar, vamos con los datos de audiencia de este SuperBowl el cual nos dará una justificación del porque tanto gasto durante unas cuantas horas. Si bien no fue el Superbowl más visto de la historia, se mantuvo en una cifra aceptable con 111.3 millones de espectadores y llegando a alcanzar poco más de 117 millones durante el tiempo extra, lo cual si sería algo histórico ya que el máximo alcanzado fue de 114 millones en el 2015 en donde también jugaron los Patriots de New England. So, con este número de personas pegadas al televisor creo que se podría justificar el que las empresas paguen 5 millones de dólares por 30 segundos de gloria en el evento deportivo más visto de cada año… ¿o no?

Superbowl Marketing

Si bien es cierto que antes, esos 30 segundos te costaban 2.5 millones de dólares (y estamos hablando de hace no más de 7 años) cada dólar invertido en este evento es totalmente redituable y si no pregúntenle a Microsoft, Budweiser, Hyundai, Radio Shack, Doritos, Heinz, M&M’s, Toyota y Jaguar, marcas que han tenido éxito anunciándose durante este evento ó las ya “viejas confiables” Chrysler, Pepsico, Hyundai y Volkswagen que año con año están presentes, por lo que tengan por seguro que las empresas seguirán participando en este evento.

Superbowl Marketing

Pero en sí, ¿como entra la Mercadotecnia en el SuperBowl? Bien podemos remarcar la participación del Marketing diciendo que a partir del 2015 el 60% de las empresas que se publicitan durante la transmisión presentaron los hashtags oficiales de sus productos. Así mismo podemos decir que ha existido una evolución en la forma de presentar los comerciales durante el Súper Tazón. Antes eran enteramente graciosos y divertidos. Y hoy día, la temática es diferente. Haciendo uso de un buen storytelling, las compañías apelan a los sentimientos de los televidentes para hacer “miniproducciones” emotivas y que logren tocar fibras sensibles para de esta manera lograr un impacto más duradero en la mente de los consumidores. Esto es un enfoque muy útil si tomamos en cuenta que este evento lo ven en todo el mundo y es traducido a más de 30 idiomas. ¡No hay mejor idioma universal que las emociones!

Superbowl Marketing

Y ni crean que nos hemos olvidado del show de medio tiempo, que también cumple con su función de marketing. En este show del LI SB, la empresa ganadora fue Versace al convertirse en la marca que vistió a Lady Gaga, lo cual se tradujo en una excelente táctica de Social Media Marketing. Mil 700 retweets, Tres mil 200 Me Gusta y ser la Quinta Marca Italiana con más seguidores en Instagram avalan el éxito de esta campaña.

Superbowl Marketing

En conclusión podemos decir que el SB es un perfecto ejemplo de la influencia que el Marketing puede llegar a tener sobre un evento, sin importa la índole. Prácticamente un producto que puede llegar a vender por sí mismo. Y si a esto le aumentamos el espectáculo deportivo al presenciar un partido que es Historia Pura, al ser el primero con una remontada de más de 10 puntos, el primero en jugarse con OverTime (claro está solo Tom Brady podía lograr algo así #PatsNation) o con el primer QB en ganar 5 SB, la Formula se vuelve perfecta.

Por último, confieso que mi parte favorita del SB son los avances y spot para Tv de los blockbusters de la temporada. Y los de este año no defraudaron. ¿Cuál fue su favorito? Hugh Jackman culminando su papel de Wolverine con Logan, Baby Groot con Guardianes de la Galaxia Parte 2 o el Regreso de Will Turner en Piratas del Caribe 5 ¿? ¡Déjenme saber en sus comentario cual les gusto más!