Todavía muchas empresas no conocen la importancia de estar presente en las redes sociales, de tener estrategias de Marketing Digital. Muchas personas no entienden que la posibilidad de dar respuesta prácticamente de manera inmediata a las dudas de los posibles clientes es decisivo para que se complete una transacción de compra. Nos movemos en un mundo cada vez más digital en el que nos movemos por las recomendaciones de nuestros amigos y conocidos, así como por las de aquellas personas que ya han visitado el restaurante al que queremos ir a cenar.

¿Quién no ha mirado alguna vez la opinión de un hotel o un restaurante en TripAdvisor? ¿Quién no ha comprobado el menú o el horario de apertura al público en Internet? ¿Quién no ha buscado ofertas en la fanpage de Facebook? Todo esto facilita la compra de nuestros productos o servicios.

Las redes sociales son un medio para acercar la información y los productos a los posibles consumidores. Un buen trato hacia nuestros clientes favorecerá que esos seguidores que tenemos en nuestras redes sociales se conviertan en ventas reales. Un buen copy, una imagen atractiva y un buen servicio de atención que resuelva las posibles dudas serán decisivos para que un posible cliente se convierta en cliente real.

Las redes sociales nos sirven para generar un mayor flujo de personas hacia nuestra página web o sitio real, donde finalmente se podrá realizar la tan esperada venta. Además, como hemos mencionado antes, un buen servicio de atención al cliente y satisfacer las necesidades, deseos y expectativas de nuestros clientes, nos servirá para que nos recomienden a sus amigos y conocidos y, de esta manera, podamos alcanzar muchas otras ventas.

Moviéndonos por estadísticas y números vemos que si una persona tiene un perfil en Facebook con 300 amigos y nosotros en nuestra fanpage tenemos 1500 seguidores, tenemos un alcance total de hasta 450.000 personas. Si uno de nuestros seguidores comparte una de nuestras publicaciones, llega a sus 300 amigos en Facebook; imagina que uno de los amigos también comparte… Las posibilidades de venta aumentan exponencialmente. Y todos son susceptibles de conocer y comprar nuestros productos. Está claro que nos todas las personas a las que les llegue nuestra publicación comprarán un producto pero, ¿y si logramos pasar de 0 ventas porque no estábamos presentes en redes sociales a vender 3 productos? Son 3 clientes satisfechos que nos pueden recomendar a otros 3 posibles clientes. Y todo esto sin necesidad de hacer una gran inversión de tiempo y dinero.

 

¿Todavía tienes dudas de si tu empresa debería estar presente en redes sociales?