¿Conoces la eficiencia de una buena estrategia de emailing?

El emailing o marketing a través de campañas de correo electrónico es muy efectivo. Tiene un retorno de la inversión (ROI) de aproximadamente el 4308% por cada peso invertido. Si bien antes se utilizada únicamente con fines comerciales, ahora también se ocupa para fidelizar clientes.

A continuación te dejamos una serie de estrategias que puedes poner en práctica para mejorar tu rendimiento en las campañas de emailing.

  1. Estrategias push o de empuje. Es una estrategia agresiva para que incitemos a una compra rápida por parte del consumidor. Un ejemplo de ello son las promociones 2×1. Si bien es una técnica que no beneficia mucho a los negocios, se suele utilizar para sacar un nuevo producto al mercado o bien para terminar el stock que queda pendiente de venta.
  2. El boca a boca es una de las mejores acciones de marketing. Una persona que recomiendo un producto que ha probado facilita la toma de decisión de otra que está buscando información. Cada vez es más frecuente que miremos las opiniones de otros usuarios, tal y como hacemos en TripAdvisor para reservar un hotel o un tour. El boca a boca fortalece la confianza.
  3. Precios atractivos en las newsletter con catálogos de productos. Si los precios son bajos o si hay promociones de descuentos se facilitará la venta de productos por Internet, ya que muchas personas, todavía hoy en día, se rehúsan a utilizar este medio para comprar algunos productos.
  4. Descuentos para suscriptores. Cuando tienes unos clientes leales que con frecuencia compran tus productos y te recomiendan a otras personas, es justo que les agradezcas su lealtad con descuentos y promociones.
  5. Estrategias pull. Son técnicas que no incitan tanto a una compra, sino que buscan hacer hincapié más en un aspecto emocional; es decir, buscamos engagement o fidelización. Un claro ejemplo de estas estrategias es cuando te llega un boletín totalmente personalizado el día de tu cumpleaños con una promoción especial o un regalo. De la misma forma funcionan aquellas con un call to action potente donde se pide al lector que se registre o etiquete a más personas (esta segunda acción nos da, además, visibilidad).

Para realizar cualquiera de estas campañas de publicidad debemos también atender a un buen contenido, atractivo, que llame la atención y, por su puesto, evitar ciertas palabras que los servidores de correo electrónico califican directamente como spam, como oferta, descuento, promoción, etc.