Hay más de dos billones de usuarios online utilizando redes sociales, publicando diariamente lo que hacen, dónde comen, dónde ven los partidos de deporte, dónde pasan su tiempo libre, con quién están, qué compran, qué les gusta y qué no, incluso cuánto gastan. Toda esta información es realmente útil para las empresas para saber a quién dirigirnos y de qué manera hacerlo. Sería ilógico dejar pasar esta oportunidad por no querer estar en redes sociales.

Bien es cierto que no todas las empresas deben estar presenten en todas las redes sociales, pues algunas no son utilizadas por nuestro target o público específico y, por lo tanto, no nos aportan valor ni nos da información útil. Hay que saber dónde debemos estar.

Aquí te dejamos cinco motivos por los que deberías estar presente en redes sociales:

  1. Acercamiento y rapidez. Las empresas pueden tener acceso a la información de los clientes de manera casi inmediata, de la misma manera que los clientes pueden tener información de la empresa. Ahora podemos escuchar sus necesidades y satisfacerlas con mayor rapidez. La rapidez en nuestras respuestas ante las dudas de los clientes favorece la fidelización de los mismo, ya que, al escucharles, consideran que nos importan y les tenemos en cuenta.
  2. Segmentación. Las redes sociales nos dan muchos datos sobre nuestra audiencia. Tanto es así que podemos segmentarlas por grupos de edad, situación geográfica, estudios, intereses en común, sexo, etc. Esto facilita que nuestra comunicación con ellos sea más eficaz.
  3. Conocer a nuestra competencia. Además de tener mucha información sobre nuestros clientes o posibles clientes, también podemos saber qué hace nuestra competencia. De esta manera, podemos adecuar nuestras estrategias para lograr mejores resultados.
  4. Viralidad y branding. Hacer pública información puede suponer un bajo costo o incluso ser gratuita; es decir, podemos llegar a una gran parte de la población invirtiendo muy poco dinero o nada. Esto es porque un buen contenido es compartido por la audiencia, lo que favorece que otras personas también nos conozcan sin que nosotros tengamos que hacer nada. Cada vez que una persona comenta, da like o comparte uno de nuestros contenidos, éste se aparece en su tablón de noticias, de manera que todos sus amigos o seguidores pueden verlo. Esto favorece que nuestra marca se fortalezca y nos podamos posicionar en el mercado.
  5. Embudo de conversión. Las redes sociales nos sirven para conseguir seguidores y redirigir dicho tráfico a nuestra página web. Así nos damos a conocer y nos posicionamos tanto en los motores de búsqueda como en la mente de los consumidores, quienes siempre nos tienen presentes. Cuanto más tráfico hay hacia nuestra web, posibilidades de que esos seguidores se conviertan en clientes.

Ya has visto la importancia de estar presente en redes sociales. Pero hay que tener cuidado, hay que adaptar el contenido a las características de las diferentes redes sociales o la estrategia no funcionará. Debemos tener claro a quién nos dirigimos, qué queremos contar y a través de qué medio queremos hacerlo; de esta manera la comunicación será mucho más efectiva.